Crean “Podemos TDF” para centralizar la obra pública

Que a fin de mejorar los niveles de eficiencia y eficacia en el alcance de la estrategia de intervención, resulta necesario optimizar los procedimientos de obras públicas articulando la labor que desarrollan los entes descentralizados con la administración central.
23

Con la firma del Decreto 1808/2020 el gobernador Gustavo Melella creó una Unidad Ejecutora especial para centralizar el plan de obras del Ministerio de Obras Públicas, la Dirección Provincial de Energía (DPE), el IPVyH, la Dirección de Obras y Servicios Públicos (DPOSS) y la Dirección Provincial de Vialidad (DPV). 

CUIDATE

El Decreto conforma una unidad operativa de carácter especial que permita mantener mecanismos ágiles y dinámicos para la administración y ejecución de los planes de obra pública a cargo del “Programa de Ordenamiento y Desarrollo Múltiple de Obras y Servicios-Podemos TDF”.

Se crea la “Unidad Ejecutiva Temporaria Podemos TDF”, con finalización el 31 de diciembre de 2023, la que estará a cargo de un funcionario bajo la denominación de “Responsable Provincial de Proyectos Especiales”, con rango, jerarquía y remuneración de Secretario, bajo la dependencia directa del Ministerio de Obras y Servicios Públicos.

La mencionada Unidad contará con una dotación de 7 cargos extraescalafonarios bajo la denominación de “Técnico Ejecutivo de Proyectos Especiales”, con rango, jerarquía y remuneración de Director Provincial, y de 3 cargos extraescalafonarios bajo la denominación de “Asistente Ejecutivo de Proyectos Especiales”, con rango, jerarquía y remuneración de Coordinador Provincial.

banner legislatura

El objetivo de la Unidad creada es la de “promover en forma planificada, rápida y eficiente, la realización de obras públicas que generen alto impacto positivo en la mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía de la Provincia y dinamicen de manera eficaz la economía local”.

La centralización

En el Decreto se establece que la “Unidad Ejecutiva Temporaria Podemos TDF” coordinará la realización de todas las nuevas obras; las obras de ampliación y las obras de refacción, tanto las planificadas desde la administración central, como desde la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios (DPOSS), la Dirección Provincial de Energía (DPE), la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) y el Instituto Provincial de Vivienda y Hábitat (IPVyH).

La Unidad estará a cargo de la consolidación de los proyectos de obras, por lo que tendrá la autoridad para requerir a los entes descentralizados los diseños de estos en tiempo y forma, para la elaboración del Plan de Obras del Gobierno Provincial 2021 y 2022.

En el Decreto se explica que resulta oportuno, en primer lugar, encuadrar el plan de trabajo de la obra pública provincial en el marco de un programa bajo la denominación “Programa de Ordenamiento y Desarrollo Múltiple de Obras y Servicios – Podemos TDF”, el cual permitirá la reducción de la carga de trabajo de los organismos descentralizados posibilitando así que, en forma concomitante, durante el tiempo de vigencia del programa, se puedan llevar a cabo acciones de modernización de procesos y sistemas, de actualización de normativa y de capacitación para la mejora de la gestión de los procedimientos técnicos y administrativos.

Más adelante, la normativa señala que “a los fines de garantizar la eficiencia en la ejecución del Programa y el funcionamiento de la Unidad a cargo de su administración, resulta preciso disponer de un Manual que formalice los procedimientos de obras que se realizarán” y subraya que “la medida en curso se orienta a poner en vigencia las buenas prácticas de la gestión pública que exige una planificación integrada de las políticas, al contrario de la tradicional fragmentación, que tiende a generar superposiciones de competencias entre los organismos intervinientes, derroche de recursos y un bajo nivel de impacto de las acciones estatales, debido a la ineficiencia en los procedimientos administrativos”.

Los fundamentos

En lo fundamentos del Decreto, el gobernador Gustavo Melella expresa que la “actual coyuntura de pandemia tras el brote del nuevo coronavirus Covid-19 ha agravado el cuadro económico recesivo experimentado por la Provincia desde el año 2017, amenazando con producir impactos negativos en el tejido social y en la estructura económica productiva de la Provincia, a partir de un incremento de los niveles de pobreza, desocupación, vulnerabilidad social y cierre de unidades económico- productivas con asiento local”.

Más adelante sostiene que “el cuadro de situación de emergencia que se experimenta obliga al Gobierno Provincial a adoptar medidas de intervención oportunas y firmes de mayor agresividad, orientadas a dinamizar el mercado interno y sostener y mejorar los niveles de ocupación de la fuerza laboral de mano de obra local y del capital productivo y financiero ocioso”.

“El motor de la reactivación económica corresponde ser fraccionado a través del efecto multiplicador del gasto público estratégicamente orientado a las actividades de uso intensivo de mano de obra y de demanda de bienes y servicios en el ámbito local”, fundamento el Mandatario, destacando que “la herramienta que reviste mayor idoneidad en línea con dicho propósito son los planes de obra pública que ejecuta el Gobierno Provincial”.

El control

En el Decreto también se hablar de que resulta “conveniente y oportuno promover la cooperación entre la Auditoría Interna y el Tribunal de Cuentas de la Provincia, propiciando la redacción conjunta de recomendaciones para la correcta realización de los procedimientos de obras”.

Además, considera “oportuno generar un dispositivo institucional con capacidad de gestión para la planificación técnica, la gestión administrativa y legal, el control, la evaluación de las obras y la coordinación entre los organismos intervinientes en cada caso”.

por: el sureño

Interesante para ver