Coronavirus: con vacunación masiva y caída de casos, EE.UU. ve la luz al final del túnel

Estados Unidos parece comenzar a sentir un primer atisbo de esperanza aunque las nuevas variantes del virus han generado gran preocupación en la Casa Blanca.
3600791w1033

WASHINGTON.- Estados Unidos ingresó en 2021 con cifras alarmantes de la pandemia del coronavirus. El país llegó a registrar más de 300.000 nuevos contagios en un solo día, tuvo picos de hospitalizaciones, y varios días terminaron con más de 4000 muertos debido al virus.

Enero fue el mes más letal de la crisis: dejó cerca de 100.000 fallecimientos. Pero con el correr de las semanas el país comenzó a bajar la "segunda ola", los casos diarios cayeron a la mitad, la cantidad de personas internadas bajó, y cada día ya se aplican más de un millón de dosis de alguna de las vacunas aprobadas.

Un año después de la llegada de la pandemia, Estados Unidos parece comenzar a sentir un primer atisbo de esperanza. Aunque las nuevas variantes del virus han generado gran preocupación en la Casa Blanca, el avance de la campaña de vacunación -que arrancó con problemas y fallas, y aún dista de calmar la ansiedad y la frustración de la gente- ganó ritmo y ya se administran 1,3 millones de dosis diarias, según la administración de Biden.

Luego de ese hito, la pregunta, ahora, es cuánto tiempo demandará llegar al umbral de inmunidad necesario para retornar a una vida normal, y cuál es el riesgo de que las nuevas variantes del virus enturbien el panorama. El gobierno de Biden ha hecho mucho hincapié en el uso de barbijos, y desplegó una estrategia nacional para garantizar que la ola del invierno sea la última. A la par, Biden comenzó a negociar con un grupo de legisladores republicanos un multimillonario paquete de rescate que incluye fondos para la campaña de vacunación.

Largas filas de espera para recibir la vacuna contra el coronavirus en el Dodgers Stadium
Largas filas de espera para recibir la vacuna contra el coronavirus en el Dodgers Stadium Fuente: AP

Anthony Fauci, el principal experto en epidemias del gobierno federal y asesor del presidente, Joe Biden, urgió a la gente a que se vacune sin demora, al indicar que las vacunas que ya han sido aprobadas son efectivas contra las nuevas variantes del virus y, además, la mejora en la inmunidad global impedirá que surjan nuevas mutaciones que compliquen la salida de la crisis.

"Hay que vacunarse cuando esté disponible de la forma más rápida y expedita posible en todo el país", dijo Fauci en una conferencia de prensa virtual del task force de Biden para la pandemia. "La razón de eso es que hay un hecho que impregna la virología y es que los virus no pueden mutar si no se replican", insistió.

Andy Slavitt, principal asesor de la Casa Blanca de la respuesta a la pandemia, dijo en la misma conferencia de prensa que el despliegue de la campaña de inmunizaciones ya había llegado a 1,3 millones de dosis por día. Estados Unidos ya vacuna en todos los estados del país, y según estimaciones de los medios ya se han administrado más de 30 millones de dosis. Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia en cantidad de casos y muertes, se encuentra 6º a nivel global en dosis de vacunas administradas por habitante, según The New York Times.

El gobierno de Biden ha prometido administrar un piso de 100 millones de dosis en 100 días, y la administración quiere acelerar el avance para apurar la salida de la crisis.

El gobierno federal comenzó su campaña con las vacunas de Pfizer y Moderna, las dos que recibieron una aprobación de emergencia por parte de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, según sus siglas en inglés). Pero en los próximos meses se esperan que se sumen a ese arsenal la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, la de Johnson & Johnson -más barata y fácil de mover que las primeras- y la de Novavax, que arrojó resultados alentadores en las pruebas clínicas que se realizaron en el Reino Unido. Todas estas compañías, salvo Pfizer, recibieron fondos del gobierno federal para desarrollar sus vacunas a través de la Operación Warp Speed que puso en marcha el gobierno de Donald Trump.

Biden dijo la semana anterior que espera conseguir 200 millones de dosis más de Pfizer y Moderna, y asegurar un arsenal total de 600 millones de dosis para este verano, lo cual le permitiría a Estados Unidos vacunar a 300 millones de personas y comenzar a dejar atrás lo peor de la pandemia.

por: La Nacion

Interesante para ver