Formosa: por una toalla y un control remoto faltantes, allanan al médico que denunció su "encierro abusivo"

El médico Héctor López Cano pasó semanas en aislamiento, pese a dar negativo en cinco hisopados; denunció un encierro arbitrario y abusivo e inició una huelga de hambre; tras regresar a su domicilio, fue allanado por la policía de Formosa
3599969w1033

Alas 7 de este domingo tres móviles de la policía de Formosarealizaron un allanamiento en el domicilio del médico Héctor López Cano, donde debe cumplir aislamiento domiciliario hasta a las 19. La orden judicial era por una toalla y un control remoto que habrían desaparecido del hotel Turismo, donde cumplió la etapa anterior de su aislamiento obligatorio.

López Cano trabaja en el Hospital Central de la ciudad de Formosa en las áreas de urgencias y de terapia intensiva, y realizó varios días de huelga de hambre por la "arbitrariedad" y el "abuso" de su aislamiento.

En contacto con LA NACION, López Cano contó que esta mañana pensó que le tocaban el timbre para controlar que cumpliera la cuarentena y, cuando abrió, se encontró con tres móviles policiales en un operativo a cargo del comisario Roberto Vera.

Tras reunirse con Gildo Insfrán, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, minimizó las denuncias y respaldó al gobierno de Formosa
Tras reunirse con Gildo Insfrán, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, minimizó las denuncias y respaldó al gobierno de Formosa

"La orden era porque en el hotel desaparecieron la toalla y el control remoto. No me dieron copia, leyeron la orden. Firmé y consigné esos datos. Me advirtieron que si no colaboraba, podían romper la cerradura. Tampoco pude llamar a mi abogado", agregó.

Ingresaron todos los policías y se llevaron una toalla blanca. "La señora que me ayuda declarará que hace mucho que la tengo y que ella ya la ha lavado -dijo-. El control remoto que había es blanco, corresponde al aire acondicionado y tiene el manual; lo dejaron".

López Cano afirmó que el allanamiento duró una hora y media y que más tarde regresó el comisario "solo y en su auto particular" para pedirle que lo acompañara a la comisaría para tomarle las huellas digitales.

Con la visita de Horacio Pietragalla, el gobierno de Formosa permitió la salida de decenas de personas retenidas en centros de aislamiento
Con la visita de Horacio Pietragalla, el gobierno de Formosa permitió la salida de decenas de personas retenidas en centros de aislamiento

"Insistí en que estoy en aislamiento y que no puedo moverme; en que si hay traslados, deben ser en ambulancia. Incluso ni deberían haber entrado", añadió.

El médico no vio a su familia durante diez meses y, para hacerlo, en diciembre gestionó un permiso: "Me hicieron firmar unas vacaciones viciadas de falsedad porque eran por 20 días y debía volver a los diez, para hacer otros diez de cuarentena".

Según el profesional, para salir de la provincia realizó tres hisopados. "Con tres tests negativos que cubrían el tiempo de vida del virus me debía ir a mi casa o, al menos, hacer cuarentena en mi casa", se quejó. Sin embargo, las autoridades provinciales determinaron que debía aislarse por dos semanas.

Una parte la cumplió en un hotel, que debió pagar de su bolsillo, e inició una huelga de hambre pidiendo el traslado. Lo pasaron al Turismo. Pagó, según dice, $2000 diarios en el primero y $3000 en el segundo.

El jueves, con cinco hisopados negativos, le dieron la cuarentena domiciliaria a las 16. El traslado fue a las 22.

El médico escribió un cuadernillo con su experiencia, que tituló "Crónica de una detención forzada".

Su jefe médico le había notificado una guardia para esta noche y él le respondió que no está en condiciones psicológicas de volver. "Después de este allanamiento estoy nervioso y más angustiado", cerró.

por: La Nacion

Interesante para ver