Los funcionarios porteños no quieren vacunarse para dar el ejemplo

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confirmó que ni las autoridades ni los ministros se vacunarán en público para promover la campaña de vacunación contra el coronavirus, como sí vienen haciendo mandatarios de otros países y distritos, incluidos gobernadores e intendentes de Juntos por el Cambio. La administración de Rodríguez Larreta todavía no abrió una instancia para que la población se inscriba para recibir las vacunas.
135257-13

Ningún funcionario del gobierno porteño se vacunará en público para dar el ejemplo a la población. Según confirmaron a este diario desde la administración de la Ciudad de Buenos Aires, no habrá foto ni del vicejefe Diego Santilli ni del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta (que, de todas formas, ya tuvo covid), ni de ninguno de los ministros. De esta forma, se diferenciarán del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que sí se mostró recibiendo la vacuna Sputnik V. El argumento que utilizaron ante este diario es que la prioridad para recibir las vacunas la tienen los trabajadores de la salud y los adultos mayores. El gobierno porteño tampoco abrió por el momento un lugar donde anotarse vía web para recibir las vacunas, como sí ocurrió en la provincia de Buenos Aires. La razón que dieron en el Ministerio de Salud porteño es que están esperando confirmar cuándo llegarán los cargamentos de vacunas para personas mayores de 70 años y, ahí sí, prometen, abrirán la central de turnos.

En medio de una campaña en contra de las vacunas rusas que tuvo incluso denuncias penales como la de Elisa Carrió, que aseguró que se está ante una campaña de "envenenamiento" y que no se aplicará la vacuna Sputnik V, el gobierno de la Ciudad viene manteniendo un bajo perfil con el plan de vacunación. Al comienzo de la campaña, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo que iban a pedir más información sobre los datos técnicos de la vacuna. Luego no insistió en esta línea.

Líderes de todo el mundo se mostraron en el momento de darse la vacuna como una forma de incentivar a la población a sumarse a la campaña de inmunización y no escuchar a los antivacunas. Ante la consulta de este diario, desde la administración de Larreta afirmaron que ningún funcionario porteño de primer nivel se ha aplicado la vacuna hasta el momento, que no tienen pensado hacerlo en esta primera etapa y que no está previsto que lo hagan en público, como lo hizo --por ejemplo-- Kicillof. "No se han vacunado porque en la estrategia fijada por el gobierno nacional establece prioridades que son las que ya estamos implementando. Primero, el personal de salud y luego adultos mayores que estén en riesgo. Después vendrá el resto", indicaron. Este diario preguntó específicamente por el gesto de los dirigentes que se vacunan públicamente como parte de la campaña para promover la inmunización ante la pandemia: la respuesta fue que no está previsto.

En Juntos por el Cambio ya hubo gobernadores que se vacunaron, fue el caso del correntino Gustavo Valdés. Se sacó la foto aplicándose la Sputnik V y dijo que lo hacía como "una muestra de que la gente tiene que confiar en la vacuna". De los intendentes de Juntos por el Cambio, algunos siguieron esa misma línea: entre ellos, el de Olavarría, Ezequiel Galli, quien dijo "es muy importante esta vacunación". También el de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel (ex funcionario de Macri), se puso la vacuna el 8 de enero. "Sé que hay dudas en la gente. Por eso me hice un análisis de anticuerpos para saber el antes y después de la vacuna. Confío en nuestros médicos y en los científicos del mundo", dijo. No habrá, de momento, una foto similar con Larreta o Santilli. 

Hasta ahora, ni el presidente Alberto Fernández, ni el ministro de Salud nacional, Ginés González García, se aplicaron tampoco la vacuna. La razón: no estaba aprobada por la Anmat para personas mayores de 60 años. Según confirmaron en el gobierno nacional, ni bien lleguen las nuevas partidas ambos procederán a aplicarse la primera dosis. Ambos lo harían en público para generar confianza en la vacuna.

El gobierno porteño está en esta etapa aplicando la vacuna al personal de salud y no abrió la central de turnos para las personas mayores de 70 años y grupos de riesgo, como sí ocurrió en la provincia de Buenos Aires. ¿Por qué? El motivo fue explicado desde el Ministerio de Salud porteño a este diario: "Una vez que el gobierno nacional nos confirme la fecha en la que vamos a recibir el próximo cargamento de vacunas, habilitaremos la turnera para que los mayores de 70 años puedan comenzar a inscribirse. En la Ciudad habrá alrededor de 60 postas de vacunación ubicadas en centros de salud y dispositivos extrahospitalarios que estarán distribuidos por todo el territorio porteño", detallaron. Señalaron que, antes de abrir los turnos, quieren saber el día exacto en que se podrá empezar a vacunar. "Será implementada por medio de un sistema de turnos con el objetivo de que se realice de manera ordenada y cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad correspondientes", afirmaron.

Por ahora, siguen en la fase de avanzar con la vacunación de todas las trabajadoras y trabajadores de salud del sector público y privado. Luego, siguen mayores de 70 años y geriátricos, a quienes la ANMAT ya autorizó a vacunar con la Sputnik V. "En los próximos días vamos a recibir las 24.300 vacunas de la segunda dosis de la Sputnik-V que estarán destinadas al personal de salud de primera línea que ya recibió la primera", indicaron en la cartera que conduce Fernán Quirós.

Hasta ahora, llevan vacunadas a más de 14 mil personas en la Ciudad con la primera dosis de la Sputnik V. Son las personas que están en contacto con los que tienen síntomas de covid-19. Se las fue vacunando en los 37 hospitales, de los cuales 17 son públicos y otros 20, privados. mpezaron por el personal de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) y luego pasaron a las guardias, a los laboratorios que manipulan las muestras de coronavirus y luego a las ambulancias que trasladan enfermas y enfermos.

por: Pagina12

Interesante para ver